Comienza campaña de altura por la gobernación

"Uno habla cuando tiene que hablar"

En una movida que ha despertado esperanza entre los puertorriqueños, que temían que la próxima campaña por la gobernación estuviera matizada por los ataques bajunos y los insultos, los principales aspirantes a dicha posición comenzaron ayer la que parece que va a ser la campaña de mayor altura y respeto en nuestra historia.  Por lo visto, avanzamos hacia una campaña electoral atípica, donde lo que se discutirá serán los problemas fundamentales del país y las soluciones que a los mismos propongan los candidatos.

Atrás quedaron las campañas en las que lo que predominaba era la “tiraera”, el insulto, la exacerbación de los ánimos de los seguidores a través de las burlas e improperios hacia el oponente.  Esta será, como la muestra que estamos teniendo en estos días permite prever, una campaña ejemplar, de la cual todos los puertorriqueños y puertorriqueñas podremos sentirnos orgullosos, gane quien gane.

La ronda de intervenciones la comenzó el aún no anunciado, pues todavía lo está pensando, precandidato a la gobernación por el Partido Popular, senador Alejandro García Padilla.  El senador ha sido acusado de guardar silencio acerca de todo lo que pasa en el país, lo que justificó con la frase “uno habla cuando tiene que hablar”, aunque quizá sería mejor que dijera “uno habla cuando tiene algo bueno que decir”

El virtual y pensativo precandidato escogió para estrenarse en el debate el principal problema que afecta a todos los puertorriqueños y arremetió contra su virtual oponente por vía de su esposa, cuando dijo que, en caso de él ser gobernador, la primera dama no estaría ocupándose de proyectos fresitas y notarías.

¿Por qué habría de comenzar sus intervenciones hablando de la reforma contributiva, que se firmaba ayer, o de la ola criminal, o de la huelga universitaria, o del gasoducto, si todos sabemos que esos son problemas menores y cuya discusión no resuelvería ningún asunto importante?  No, el senador García Padilla escogió el problema más acuciante, el que hoy por hoy preocupa y atormenta a todos los puertorriqueños y puertorriqueñas:  el papel que debe jugar una primera dama y cómo la suya lo haría mejor que la de Luis Fortuño.

"Cobarde"

El gobernador fue preguntado por las declaraciones de García Padilla mientras dirigía un mitin político en Bayamón pagado con fondos públicos para celebrar la firma de la reforma contributiva que podría no ser tan reformadora, y aprovechó para elevar el nivel de discusión, cuando llamó al senador “cobarde”.

Más adelante, Fortuño se desligó de ataques contra las mujeres al decir en entrevista por NotiUno: “¿Tú me has oído alguna vez hablar de la esposa o hijos de algún compañero de la oposición? Nunca me vas a escuchar. Eso dice mucho del carácter de una persona…”  El gobernador, por supuesto, se refiere a las campañas de altura en las que ha participado, donde, como parte de la discusión profunda de los asuntos importantes, y estando él en la tarima, se tildaba a Sila Calderón de “la vieja”, o se llamaba a la policía para reportar como abandonados a los hijos de Acevedo Vilá mientras éste visitaba a su padre moribundo en el hospital y los hijos adolescentes quedaban custodiados por su escolta, o cuando se inventaba el cuento de “la mucama” de Sila…  en fin, todos esos temas de altura, tratados con el mayor de los respetos.

Campaña de altura

A menos de 24 horas de que Fortuño llamara a García Padilla cobarde apareció todo San Juan pasquinado con (¡Oh, qué casualidad!) exactamente la misma frase, pero no nos debemos preocupar porque esto tienda hacia una campaña de insultos, pues el secretario del PNP declaró que la colectividad no tiene nada que ver con los pasquines (¡Fuá, qué alivio!)

En otro desarrollo de esta incipiente campaña de altura y respeto, la representante Albita Rivera, que más temprano había justificado las acciones del policía que toqueteó a una universitaria porque “no veo cómo se puede reducir a la obediencia a una mujer sin tocarle los pechos”, arremetió contra al senador García Padilla a quién le preguntó, según Primera Hora, “¿Qué es lo que quiere? Que las mujeres que van allí se dediquen a pegar botones y a lavar los calzoncillos”.

Celebramos el inicio de esta campaña de altura.

Anuncios

, ,

  1. #1 por elf el febrero 1, 2011 - 10:31 am

    Continúa la esquizofrenia en el país. Muy certero el comentario.

    • #2 por eseotro el febrero 1, 2011 - 8:25 pm

      Por favor, no ofendas a los esquizofrénicos.

  2. #3 por rmb el febrero 2, 2011 - 10:11 am

    Dios nos coja confesaos! Dos años de esto, no hay cuerpo que lo resista!

  3. #4 por Prometeo el febrero 5, 2011 - 3:20 pm

    ¡Que chavienda! Y yo que creía que los políticos estaban madurando.

    Adelante y éxito.

    • #5 por eseotro el febrero 5, 2011 - 4:45 pm

      Claro que estaban madurando… ya están podridos ! ! !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: