Figueroa Sancha cree en Santa Claus y el ratoncito de los dientes

Lo acepto, el título de este artículo no es cierto.  No tengo ninguna evidencia de que el superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha, crea en Santa Claus o en el ratoncito de los dientes.  En realidad, me resisto a creer que Figueroa Sancha crea en estos mitos, o en los Reyes Magos, o en el Cuco.  No me cabe en la mente que nuestro jefe policiaco pueda ser más sanano que Roberto Torres González*.

Pero qué vamos a pensar de este paladín de la lucha anticrimen, si acaba de declarar, según le cita la prensa, sobre el video en que todo el resto de Puerto Rico vio cómo un policía manoseaba los senos de una estudiante arrestada, lo siguiente:

“No me cabe a mí en la mente que un policía tenga la mentalidad de hacer un acto lascivo en ese momento.”

Y lo declara luego de decir que ha ordenado una investigación del incidente… investigación que será, sin duda, completamente imparcial, exhaustiva, transparente y veraz, porque él ya dictó la conclusión: en un proceso de remoción, donde la persona no está cooperando, es un poco difícil poder levantarla y en algún momento desgraciadamente pues… no es la norma”.

Claro, y Miguel Cáceres se disparó él mismo.  Y los policías del Cerro Maravilla fueron unos héroes.

E Isabel la Negra** murió virgen.

Cuando se le preguntó si los arrestos de mujeres los debían hacer mujeres policías, el iluminado hombre de la ley y el orden contestó, en un ejercicio verbal que hubiéramos esperado de don Mario Moreno, Cantinflas:

Explicó que en casos de cateo “si es una fémina se pone una dama” pero reconoció que en la Unidad de Operaciones Tácticas no hay muchas mujeres para poder intervenir y arrestar a manifestantes.

“Haremos ajustes para tener más damas, pero no creo que sea necesario”, afirmó Figueroa Sancha.

¿Hará “ajustes” o no son necesarios? ¿Son necesarios o el señor Figueroa Sancha “cree” que no son necesarios? ¿No son necesarios los “ajustes” porque no habrá más arrestos o no son necesarios porque cuenta con bastantes agentes como el policía Ortiz, que están locos por agarrar alguna muchacha y llevársela para la guagua?  ¡Ah, olvidaba que al señor Figueroa Sancha no le cabe en la mente que un policía quiera hacer algo lascivo!

Olvidaba… que el señor Figueroa Sancha cree en Santa Claus y en el ratoncito de los dientes.

* Roberto Torres González, superintendente de la Policía en los años 70 del siglo pasado, tildado de “sanano” por el presidente de la Asociación de Miembros de la Policía.

** Isabel la Negra, famosa prostituta y dueña de un burdel en Ponce, fallecida en 1974.

, ,

  1. #1 por rmb el febrero 2, 2011 - 11:22 pm

    Y el ratoncito ese sera el mismo que se aparecio en el Departamento de la Familia, una Agencia Gubernamental? Bueno por aquello de que ‘ver para creer’…

  2. #2 por rmb el febrero 2, 2011 - 11:30 pm

    Pero, ese raton de sabana grande tambien es medio magico, invisible para los pnpes y visible sus desechos y destrozos para el resto de la poblacion!

  1. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: