A proteger civiles en Libia… ¡matando civiles!

Enemigo primero, amigo después, ahora el mismo demonio.

Una nueva cruzada ha comenzado, esta vez para proteger a los civiles libios de los ataques del dictador Moamar Gadafi.  Decenas de países liderados por los Estados Unidos y apoyados en una resolución de la Organización de las Naciones Unidas han comenzado el bombardeo desde mar y aire.  Las primeras bajas, aparentemente, han sido los civiles libios.

Los sucesos de los últimos días en Libia y otros países de la región permiten comprender mejor lo que está sucediendo y entender el lenguaje de los líderes mundiales.

La situación en Libia es una de guerra civil.  Los rebeldes, con parte del ejército, han ocupado varias ciudades y hace una semana avanzaban hacia Trípoli. En los últimos días, sin embargo, el gobierno ha ido retomando las ciudades y ha acorralado a los rebeldes en Benghazi.  Ante la inminencia de una victoria de Gadafi, la ONU aprobó la resolución 1973 proclamando una zona de exclusión aérea, reafirmando el embargo de armas y estableciendo una congelación de activos a altos funcionarios libios.

Obama, con cara de pocos amigos.

El fundamento de la resolución de la ONU es la protección a los civiles, pero las primeras acciones de los aliados han tenido como resultado la muerte de 48 personas, la mayoría civiles. Se ha alegado que el ejército bombardeaba a los civiles indefensos, pero la única imagen de un avión militar derribado ayer en Banghazi es la de un avión rebelde.

Si leemos la prensa occidental, se nos habla de los 40 años de dictadura de Gadafi, pero no se dice que Libia comenzó un proceso de apertura hacia Occidente en los años 90, que aceptó y pagó billones de dólares por su responsabilidad en varios atentados terroristas y que abrió las puertas a inversiones extranjeras en el petróleo.  Y que fue sacado de la lista de países que apoyan el terrorismo en 2006 y visitado en 2008 por la Secretaria de Estado Condoleeza Rice, y previamente por el Rey de España.

Tampoco se dice que para obtener ese mejor trato de parte de las potencias occidentales, Gadafi no tuvo que dejar de reprimir al pueblo ni democratizar ni liberalizar su régimen.  Vaya por el súbito interés de Occidente y la ONU en la suerte de los civiles libios.

Presidente Saleh, de Yemen. Amigo... por ahora.

Pero si no le parece que la situación de Libia está suficientemente clara y, todavía usted se está tragando el cuento de que Gadafi es el demonio y se justifica la intervención, le invito a que examine lo que ha pasado en otros países de la región esta misma semana.

Tomemos a Barhain, por ejemplo.  Allí ha habido protestas de la población contra el régimen dictarorial del rey, las cuales tuvieron como vórtice el 18 de febrero, cuando varios manifestantes fueron asesinados por las fuerzas del régimen.  Esta semana, el 14 de marzo, Arabia Saudita invadió… para apoyar al rey y asegurar sus intereses.  ¿Qué dijo la ONU? ¿Qué posición asumió Estados Unidos? ¿Condenaron la represión?  ¿Defendieron a los civiles?  Si, claro.

Rey Abdullah bin Abdul-Aziz Al Saud con su mejor amigo.

Tomemos otro ejemplo, el de Yemen.  Esta semana, el gobierno mandó a sus tropas a abrir fuego contra los manifestantes frente a la universidad, con el saldo de 52 muertos.  El presidente Saleh dijo que los que dispararon contra los manifestantes fueron… los mismos manifestantes.

En una reunión con representantes de la Unión Europea, Saleh “reafirmó su compromiso con los valores de la democracia y el derecho a la expresión pacífica de las opiniones lejos de la  violencia y el caos.”  A la vez, Saleh declaró a los caídos como “mártires de la democracia” y ofreció atender a los heridos a costa del gobierno.

Con cara de malo...

Ante tan cínicas posiciones, usted pensaría que los adalides de la democracia y los derechos de los civiles, es decir, los Estados Unidos, asumieron posiciones firmes de condena…  pero no.  Mire lo que expresó la embajada norteamericana en Sana, Yemén: “Llamamos al gobierno yemení a investigar rápidamente estos incidentes y a tomar todos lo pasos necesarios para proteger los derechos de todos sus ciudadanos, de acuerdo con los compromisos del Presidente Saleh.”  Claro… el cabro a velar las lechugas.

Y menos mal que usted y yo estamos por acá por estas bellas y tropicales tierras criticando o alabando las acciones de nuestro Premio Nobel de la Paz y presidente de la nación más libre y democrática, mister Obama, pero en los países mencionados la gente se la está pasando bien mal.

La resolución de la ONU tiene un punto adicional: la preocupación por el uso de mercenarios por parte del gobierno de Gadafi.  Pero déjeme hacerle una breve historia sobre esto de los mercenarios.

Usted habrá oído, seguramente, el himno de los Marines.  El mismo comienza con los versos:  From de halls of Moctezuma to the shores of Tripoli, de las salas de Moctezuma a las costas de Trípoli.  La referencia a Trípoli está basada en la llamada Batalla de Dema, durante la primera Guerra Berberisca.  Hasta el día de hoy, las fuerzas armadas norteamericanas, particularmente el cuerpo de los marines recuerdan esta batalla como la primera victoria en el extranjero.  Veamos cómo fue.

To the shores of Tripoli, again.Vámonos bien atrás, a los primeros años del siglo 19. Los piratas berberiscos o bereberes, de hecho, el mismo pueblo al cual pertenece Gadafi, cobraban impuestos o rescates a los barcos que pasaban por el norte de África.  La joven nación norteamericana decide no pagar a los piratas y se produce un estado de guerra.

Un cónsul y un teniente de los marines avanzaron con un pequeño ejército desde Egipto para tomar la ciudad de Dema, y levantaron por primera vez la bandera americana en tierras extranjeras.

Lo curioso, sin embargo, es la composición del ejército norteamericano en esa ocasión, ahora que vemos a los Estados Unidos tan preocupados e indignados por el uso de mercenarios en Libia.  Ese ejército estaba compuesto por ocho marines y 500 mercenarios griegos, árabes y bereberes.

 

 

 

Anuncios
  1. #1 por Prometeo el marzo 20, 2011 - 3:29 pm

    Paradojas de la vida. Alguien pe preguntó si los mismos problemas estában porqué los EEUU no se metieron allá. En Egipto no tienen petróleo.

    Adelante y éxito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: