Archivo para la categoría Economía

El rey Midas al revés

¿Recuerda el cuento del rey Midas?  Que en sus ansias de riqueza, le fue concedido el don de convertir todo lo que tocara en oro.  Pues en Puerto Rico, por las ansias de riqueza, poder y asimilación, tenemos otro rey Midas, pero al revés.

Veamos un ejemplo de la acción de nuestro rey Midas al revés.

En junio del año pasado, como puede verse en la nota a la derecha, con la pompa y el boato que la ocasión parecía ameritar y el gobierno acostumbra ofrecer, el gobernador Luis Fortuño anunció la expansión millonaria de la fábrica Legacy Pharmaceuticals en Humacao.  Sobretodo, la creación de más de 300 nuevos empleos.  Lo que no dejó de mostrar como “un indicio de que nuestra economía está mejorando”.

En la entonces auspiciosa actividad, el secretario de Desarrollo Económico y Comercio anunció que el gobierno había sido facilitador, brindando incentivos a la compañía.

Todo bien hasta aquí con nuestro rey Midas.

Pero mire la nota al lado izquierdo.  La compañía acaba de anunciar el cierre.  Por “problemas financieros”.  ¿Y los 300 empleos nuevos?  Ni esos ni los que viejos.

Tan solo nueve meses después de anunciar la expansión y la creación de los nuevos empleos.

¿Qué pasó?  No todo está claro, pero esta compañía es una fábrica de contratos, es decir, manufactura para otras firmas.  En este mercado, los contratos no son de un mes a otro, sino que se hacen con gran anticipación, por toda la complicación que la fabricación y mercadeo de productos farmacéuticos conlleva.

Luego, si esta compañía está cerrando ahora, no es porque sus problemas comenzaron ahora, sino que venía perdiendo contratos desde hace algún tiempo… bastante antes de junio del 2011.  Y le tomó el pelo al gobierno de Puerto Rico para recibir los “incentivos”.

O quizá no.  Tal vez en junio del año pasado todo era como parecía.  Y la compañía veía un rosado futuro a su operación en Puerto Rico.

Pero se dejó tocar por el rey Midas al revés.

Que aquel de la leyenda todo lo convertía en oro, pero este de nuestra triste realidad todo lo que toca lo convierte en mierda.

Anuncios

, , , , , , , , ,

14 comentarios

Echar pa’trás, nueva campaña de Popular

"Qué pa'lante ni qué pa'trás, si comoquiera el Banco gana"

Ante el éxito fracaso rotundo de la campaña “Echar pa’lante” del Banco Popular, la entidad bancaria acaba de anunciar el comienzo de la campaña “Echar pa’trás”, con la que esperan estar mucho más a tono con la realidad puertorriqueña.

Para dar el ejemplo en su nueva campaña, Richard Carrión acaba de anunciar que el banco va a deshacerse de 200 a 250 empleados y cerrará un número indeterminado de sucursales. Dichos “ajustes” son hechos con miras a mayor eficiencia y rentabilidad por parte de Popular, y complementan los esfuerzos de manejo de calidad crediticia, explicó Carrión, quien incluso sostuvo que ¡la economía local comienza a dar signos más contundentes de mejora!

Es evidente que la campaña “echar pa’lante” no estaba, bueno, echando pa’lante, por lo que el banco confía en que la nueva campaña, “echar pa’trás” cautive el interés del público.  Dado que parece que no puede mirarse para adelante con optimismo, como pretendía la ahora abandonada campaña, la nueva campaña, basada en la realidad, se inspirará en la actitud más generalizada del pueblo: el ay bendito.

A continuación puede escucharse la canción tema de esta nueva campaña de Banco Popular, interpretada también por el Gran Combo de Puerto Rico:

, , , ,

3 comentarios

El triunfo de Luis Fortuño: ¡nuevo aire al ELA!

El gobernador de Puerto Rico se acaba de “apuntar una” al conseguir que el IRS aprobara dar un crédito en sus obligaciones contributivas federales a las empresas afectadas por el nuevo arbitrio a las corporaciones foráneas en Puerto Rico. A menos que, como dice la Notice 2011-29 del IRS, que se revise esta decisión en alguno de sus puntos, esta posición prevalecerá.

Pero, ¿en qué consiste el “logro” de Luis Fortuño? ¿Cómo queda su compromiso con la estadidad, recientemente afirmado con el plebiscito criollo que aprobó el PNP? Vayamos por partes, pero prepárese, que como Ese Otro ya le tiene acostumbrado, al final puede que las cosas se vean muy diferentes a lo que ha visto hasta ahora.

El triunfo del gobernador

El arbitrio a las corporaciones foráneas funciona así: las compañías foráneas que tienen un volumen de exportaciones superior a los $75 millones pagarán un impuesto que, en su inicio, será de 4% y se irá reduciendo hasta desaparecer dentro de 6 años. Esto afecta, básicamente, a 40 empresas, los pesos pesados de nuestra economía.

El IRS ha aceptado, según solicitara el gobierno de Puerto Rico, otorgar un crédito “dólar por dólar” a estas empresas, por lo cual, lo que hayan pagado en Puerto Rico les será descontado de sus obligaciones para con el Tesoro federal.

Se considera un triunfo del gobierno, pues si no se conseguía el crédito, estas compañías estaban amenazando con reducir o terminar sus operaciones en Puerto Rico. Ahora, las compañías, en realidad, no van a pagar el impuesto, sino que lo que estaban pagando allá, lo van a pagar acá.

Es decir, quien va a asumir el costo del impuesto, quien lo va a pagar va a ser el gobierno federal. Lo que antes recibía, lo va a dejar de recibir y ahora lo va a recibir el gobierno de Puerto Rico. En la práctica, el impuesto se convirtió en un subsidio que el gobierno federal le da al gobierno de Puerto Rico.

El hecho de que este subsidio se obtuviera por vías “novedosas” o “poco convencionales” no cambia nada. Ese Otro lo llama subsidio, pero igual usted le puede llamar tumbe, da lo mismo. Una cosa o la otra, el “triunfo” no deja de tener elementos muy interesantes.

Primero, este impuesto sobre las ganancias repatriadas se puede imponer en Puerto Rico por su condición de Estado Libre Asociado, Commonwealth, territorio no incorporado o colonia, o como lo llama el IRS, “US possession”. Llámelo usted como desee… aquí lo vamos a llamar ELA. No lo podría imponer un estado.

Segundo, el IRS acepta otorgar el crédito porque, al ser una posesión, o ELA, se puede aplicar la sección 903 del código de regulaciones de impuestos (ITR) de los Estados Unidos. Bajo la estadidad, esta sección no aplicaría. Sólo bajo el ELA.

Como usted puede deducir, si unimos el “primero” y el “segundo” de arriba, tenemos que lo que ha hecho el gobierno de Luis Fortuño es jugar, con maestría, al juego del ELA. Luis Fortuño la ha sacado al ELA más, de un cantazo, que lo que le pudieron sacar los populares en los ocho años anteriores.

¿Se le parece lo que ha hecho Luis Fortuño a una especie de “mini 936”? Claro que sí. Luis Fortuño encontró una rendija en el entramado contributivo federal que solo puede ser abierta por el ELA, pues como estado sería imposible. Luis Fortuño acaba de demostrarle a los populares que conoce cómo obtener “lo mejor de los dos mundos” mejor que ellos.

El triunfo de Luis Fortuño y las estadidad

De lo que no parece darse cuenta Luis Fortuño con su, por lo demás, brillante movida, es de que le acaba de dar un “segundo aire” al ELA, que ya quisieran los estadolibristas más recalcitrantes haber podido encontrar por su cuenta.

Imagine usted, ahora, –como ya estaría haciendo Ese Otro si le importara un pepino angolo la persistencia del ELA, que no le importa–, la cantidad de rendijas que podrán encontrarse para meterse, como un rajiero, como ha hecho Luis Fortuño, en la cocina de Washington y despacharse con el queso, las galletitas y demás golosinas que hayan quedado mal puestas.

¿Cómo se puede atrever Luis Fortuño a decir ahora, como hizo ayer, que si el pueblo decide continuar con el ELA se van a perder los fondos federales? ¡Si ha sido él mismo el que acaba de demostrarle a todos que es bajo el ELA, y solo bajo el ELA, que se pueden hacer cosas como esta que hoy se proclama como el gran triunfo de su gobierno!

Luis Fortuño le acaba de asestar el golpe más fuerte que se le ha podido dar a la estadidad en muchos años. Olvídese de los debates, las campañas y todas las argumentaciones. Luis Fortuño acaba de demostrar que bajo el ELA se puede “bregar”, se puede resolver y darle un megatumbe a los americanos.

Luis Fortuño se ha convertido, de golpe y porrazo, en el campeón del ELA, en el vivo ejemplo de “lo mejor de los dos mundos”.

¿Por qué los populares no acaban de reconocerle sus méritos?

– – – – – – – –

Texto de la Notificación 2011-29 del IRS

, ,

3 comentarios